Mejorando mi calidad de vida con el E-Eye

por | Ago 9, 2021 | Ojo Seco | 0 Comentarios

Cuando padeces de un malestar crónico es muy importante contar con una forma de sentirte mejor. En el caso de las personas que llevan años batallando con ojo seco el malestar en algunos casos se mantiene igual y en otros va avanzando de tal manera que llega un momento en que hace muy difícil la convivencia social; ya que no permite abrir los ojos, estar en lugares con luz y por ende no permite compartir una velada o estar al aire libre con familiares y amigos. 

Si después de varios años y varias visitas a diferentes oftalmólogos llegamos con un oftalmólogo que nos ofrece un tratamiento novedoso y diferente, con gusto lo aceptamos. Pues en el fondo de nuestro corazón queremos encontrar una cura y ya hemos probado tantas cosas que no nos da miedo probar una más.

Cuál es la grata sorpresa cuando el tratamiento de Luz Pulsada Intensa Regulada (IPRL®) con el E-Eye te da eso que no tenías. Te vuelve la posibilidad de no estar dependiendo cada hora o cada dos horas de gotas. De no tener que tener lentes obscuros puestos todo el día aún adentro de la casa. De poder estar frente a las luces por más de una hora sin tener ningún dolor o ardor en los ojos. De poder tener los ojos bien abiertos y contemplar el panorama disfrutando de un día soleado con tu familia.

Es algo invaluable, las palabras no lo pueden describir. En esta ocasión pudimos compartir esta experiencia y este caminar con la señora Beatriz. Ella nos relata en este vídeo cómo fue su peregrinar y como fue ese cambio tan maravilloso el cual vivió el miércoles a mediodía en su último tratamiento con el E-Eye. El Dr. Ivo Ferreira fue quien la llevó a conocer esta opción y encontrar esta mejora.

El E-EyE es el único equipo de Luz Pulsada Intensa Regulada® actualmente en el mercado para uso oftalmológico. Se puede tener la confianza de que la luz que se está recibiendo en el tratamiento por el paciente siempre será la misma. Tanto en cantidad como en poder. Esta LPIR® no causará quemaduras ni lastimaduras de ningún tipo y muy al contrario si permitirá que al acabar el tratamiento el paciente pueda volver a disfrutar de ver un paisaje o de reuniones con su familia tanto en interiores como en exteriores. Poder convivir y compartir con terceros ó incluso poder leer o disfrutar de cualquier evento sin tenerse que poner gotas cada hora. Y con unos ojos claros, sin dolor y bien abiertos.

Pregunta a tu oftalmólogo por este nuevo tratamiento para la Disfunción de las Glándulas de Meibomio. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *